blog
Por, sdfasd 16/06/2022

"Me embarró la vida": el crudo relato del hombre al que le cortaron la mano en Mall Chino

24Horas.cl Tvn 17.08.2021

El pasado 15 de agosto, un locatario de un Mall Chino le cercenó la mano a un cliente en la comuna de Recoleta tras sospechar que le estaba robando, quedando en prisión preventiva. La víctima, Pablo Rojas, conversó con 24 Horas y entregó su versión de lo sucedido.

Según relató desde el Hospital San José, donde se encuentra fuera de riesgo vital, "yo fui a comprar con mi señora y al momento de salir sonó la alarma de algún producto. Yo había pagado todo como corresponde".

En el local, al que afirmó que asistía con regularidad debido a que vive cerca, "el tipo este me retuvo, me puso cadenas y dejó a mi señora afuera. Le puso candado a la puerta. (Decía) que le entregara todo. Yo accedí y le entregué todo, con mi billetera. Me retuvo mi documentación", sostuvo Pablo. Pero todo cambió cuando el locatario, de origen asiático, le pidió que se quitara la ropa.

"Te voy a matar"

Ante ello, "yo no accedí. Se ofuscó y se me abalanzó (...) Sacó un machete, no sé de dónde, y yo fui a buscar algún elemento contundente —con la adrenalina, yo no sabía que era un hacha— para poder defenderme e irme. Ahí ocurrió todo. La locataria me dice 'te abrí la puerta', porque el tipo no quería, estaba enajenado y enceguecido. No quería dejarme salir".

Pese a que le habían abierto la puerta del local, el cliente sostuvo que el agresor no lo dejaba salir y decía "que entregue todo. Te voy a matar". Ante ello, en un momento que se distrajo, en la espalda "yo le propiné un golpe, pero con la intención de poder neutralizarlo un momento suficiente para poder salir. En ningún momento fue para ocasionarle un daño irreversible".

"Estaba enajenado y quería matarme. Se me abalanzó con el machete y me propinó hartos cortes (...) Uno iba directamente a la cabeza, (pero) yo pongo la mano por inercia y me la cercenó", relató la víctima. Además, debido a los ataques, Pablo asegura que el sujeto le propinó una herida cortopunzante a otra de las locatarias.

"Me cagó mi negocio, la vida y mi trabajo"

Tras lo sucedido, Pablo asegura que el agresor "me embarró toda la vida, me produjo un daño irreversible. Ahora necesito tener justicia. Yo trabajo como conductor, ¿qué hago yo ahora? Tengo un negocio de volantines y juego a nivel profesional hace 25 años. La confección de volantines... me falta una mano. Me cagó mi negocio, la vida y mi trabajo".

Finalmente, Rojas expresó que busca asesoría legal, "no pido nada más. Que este tipo pague como corresponde. Es un peligro para la sociedad".



TE PUEDE INTERESAR