blog
Por, sdfasd 24/11/2022

Reseña Far Cry 6: Reseña: Far Cry 6, el sabor de la revolución | Marca

La revolución está arraigada en el corazón de Latinoamérica, como el café, el tabaco y el azúcar; como los gobiernos corruptos, las dictaduras y los sueños de libertad. Far Cry 6, al elegir como arena dramática una nación isleña que busca ser avatar de todos los países del subcontinente que han sido plagados de tiranía, hace un trabajo excelso en transmitir el sentido de urgencia por un cambio, la frustración de un pueblo sometido y el fuego encendido en el corazón de los guerrilleros. Bienvenido a Yara, guerrilla.Reseña Far Cry 6: Reseña: Far Cry 6, el sabor de la revolución | Marca Reseña Far Cry 6: Reseña: Far Cry 6, el sabor de la revolución | Marca

De Gus Fring a Antón Castillo

Un Far Cry es tan memorable como carismático es su villano; basta con voltear a ver a Vaas, de Far Cry 3, uno de los antagonistas más celebrados del gaming. Y si de villanos carismáticos se trata, Ubisoft no pudo tomar una mejor decisión que poner a Giancarlo Esposito en el papel de Antón Casillo, el león de Yara. Giancarlo Esposito catapultó su fama tras su participación como Gustavo Fring, en Breaking Bad, actuación que le ganó el favor de la crítica y el corazón de los fans, y a su repertorio de villanos portentosos, elegantes y despóticos se sumaron Moff Gideon, en The Mandalorian y Stan Edgar, en The Boys. Antón Castillo no es la excepción, un villano imponente y poderoso en su ineludible calma. La personificación de todo el que ha sido tildado de dictador alguna vez en cualquier región de Latinoamérica, que muestra una fachada estoica y decorosa frente al mundo mientras que su pueblo es sometido con toda la maquinaria militar del régimen.

Del otro lado estamos nosotros, el jugador, de nombre Dany Rojas, que puede ser corto para Daniel o para Daniela, dependiendo de nuestra elección. Dany inicia la aventura desertando de la conscripción a las Fuerzas de Defensa de Yara, la nación caribeña que definitivamente no está inspirada en Cuba y los Castro. Tras una noche trágica, terminamos en medio del conflicto entre el régimen de Antón Castillo y Libertad, el grupo guerrillero que busca instigar una revolución y derrocar al tirano.

Una causa justa

Como parte de Libertad, nos convertimos en una guerrilla, vocativo genérico que se le da a todos los guerrilleros, y trataremos de desestabilizar el gobierno de Castillo y sus lacayos. Esto a través del ataque constante a instalaciones estratégicas, como defensas antiaéreas, depósitos de combustible, puntos de control entre zonas y, sobre todo, plantaciones de tabaco. Pero no cualquier tabaco. Antón ha logrado amasar una fortuna gracias a Viviro, una supuesta cura para el cáncer que se comercializa en casi 50 países, y cuya forma de creación involucra modificar las plantas de tabaco con un cóctel químico que simplemente se conoce como "el veneno", fácilmente reconocible por su agudo color carmesí. Mientras que Viviro se vende ante el mundo como una muestra del éxito de Antón en su promesa de "reconstruir el paraíso", la realidad dista mucho del eslogan publicitario, ya que las plantaciones de Viviro no son sino campos de concentración para los que él llama parias, opositores al régimen, librepensadores y críticos a su gobierno, a quienes usa como mano de obra forzada, sin importarle la alta tasa de mortalidad entre quienes son expuestos al veneno. Algo bello que se maneja desde la paleta que Ubi eligió es la predominancia del rojo, color del veneno, de la bandera de la dictadura y hasta predilecto de Antón para su ropa y calzado. El rojo normalmente está asociado con la revolución, con la izquierda, pero, esta vez, el rojo es el color de la opresión, mientras que el azul es el color de Libertad y de quienes apoyan la guerrilla.

Far Cry 6 es un juego de acción y aventura, un shooter en primera persona con elementos RPG y un caótico sistema de fabricación de armas que siempre tendrá algo para mantener ocupado. El mapa del juego es extenso, ya que el archipiélago que constituye Yara es enorme, dividido en secciones que van desde las costas y mares abiertos hasta las selvas más profundas, marcadas por los caminos de las guerrillas que vinieron antes, Las Leyendas del 67, la primera revolución en contra otro patriarca de la familia Castillo. Aunque, para lo que Ubisoft nos tiene acostumbrados, un mundo abierto de estas dimensiones ha dejado de ser sorprendente y ha pasado a ser la norma. Algo que es digno de admiración es que, a diferencia de otros títulos con mapas igualmente o más ambiciosos en su tamaño, el mundo no se siente vacío; al contrario. Yara está lleno de vida, tanto de sus pobladores como de su fauna salvaje, y todos parecen ser parte de una comunidad verosimil.

Las voces de la revolución

Reseña Far Cry 6: Reseña: Far Cry 6, el sabor de la revolución | Marca

La historia del juego es enganchante desde el principio y te transporta al corazón del caribe, al crisol de la revolución, en donde los jugadores de verdad sienten que su presencia es importante y que sus decisiones tienen peso. Lo que sí se debe advertir desde el inicio es que, como jugadores latinos, posiblemente nos enfrentemos a una disonancia entre el ambiente en el que se desarrolla Far Cry 6 y los diálogos del juego. Por ejemplo, de elegir el audio original, en inglés, los actores de doblaje, pese a hacer un trabajo espectacular, tendrán sus diálogos en un inglés con un acento muy fuerte a personas latinoamericanas hablándolo; excepto por Giancarlo, cuyas raíces hacen que ni el inglés ni el español suenen como sus lenguas maternas. Esto es extraño, ya que, ¿por qué la población de Yara hablaría en inglés con algunas frases en español de vez en cuándo? Pero, si se elije el doblaje latino, tampoco termina de afianzar por completo, ya que el acento de los actores es neutral y no propio de una región caribeña. Para esto, hay que considerar que tanto Dany Rojas, como Antón Castillo son doblados en español latino por actores mexicanos, cuya pronunciación dista mucho del marcado acento caribeño. ¿Un problema para la inmersión? Quizás no para todos, pero vale la pena mencionarse.

El poder de resolver

Algo que sí aporta a la inmersión y que, de paso, añade en gran medida a la jugabilidad es el concepto de las armas resolver. Resolver es un concepto ideado para Far Cry 6 basado en la filosofía "hazlo tú mismo", tomada de la inventiva cubana, de acuerdo con el propio estudio. Las armas resolver, cuya idea evoca ser imaginativo y hacer lo que se puede con lo que se tiene a la mano, son parte del sistema de fabricación y terminan por entregar máquinas de combate hechas con basura, partes recicladas y componentes electrónicos de los 50 que recuerdan a sistemas de fabricación de la talla de Dead Rising o Fallout 4, pero con un inequiparable encanto latino en su creatividad y sus nombres. Tenemos, por ejemplo, un lanzallamas llamado Tostador; una ballesta llamada La clavadora y un backpack llamado Supremo, que bien puede ser un lanzamisiles al estilo Iron Man o un jetpack como el mismísimo Boba Fett. Esto, claro, sin mencionar la modificación de autos clásicos, propios de otra era, con tumbaburros hechos con rejas y puertas y una ametralladora montada en el techo, para volverse una tanqueta del pueblo.

Mensaje patrocinado por el Ministerio de Turismo de Yara

Además de las misiones principales, como todo buen mundo abierto, el mapa está repleto de misiones secundarias, objetivos secretos y hasta cazas de tesoro que incentivan de la manera correcta la exploración de las selvas más recónditas y montañas aparentemente infranqueables. Para lograr explorar hasta el último rincón de Yara, un buen guerrilla debe ser docto en el uso de herramientas como el gancho de rápel, el paracaídas y hasta un traje alado de caída libre, que te permite maniobrar en el aire. Las referencias a Just Cause eran simplemente inevitables.

Aunque si lo que se necesita es transportarse a través de mayores distancias, tenemos opciones variadas de transporte: caballos, automóviles, botes, lanchas de motor, tanquetas, camiones, tanques, helicópteros y hasta avionetas. Después de todo, ¿para qué queremos un paracaídas y un traje con alas si no vamos a poder volar para aprovecharlos al máximo? Esto vuelve explorar Yara algo entretenido en vez de una tarea tediosa y vuelve irrelevante la necesidad de un sistema de fast travel, aunque sí existe uno, entre campamentos guerrilleros.

Por si no fueran suficientes cosas que hacer como parte de nuestra cruzada contra Castillo, el juego también ofrece operaciones especiales, que no son otra cosa sino misiones que están diseñadas para jugarse en cooperativo, a manera de raids o dungeons con recompensas atractivas, pero que bien pueden ser jugadas de forma individual sin comprometer lo entretenidas que son. Esto, además de ofrecer objetivos distintos y variaciones interesantes en el modo de juego en cada una, nos dan una perspectiva distinta de Yara. Por ejemplo, la primera operación especial nos lleva al Parque Mesozoico, un atractivo turístico que enseña sobre los dinosaurios y su mundo. Ahí, debemos recuperar un artefacto de alto valor estratégico. Abrirnos paso hasta el aparato es una cosa, pero todo cambia al sacarlo de su contenedor, ya que éste hará explosión si se caliente demasiado, por lo que tenemos que irnos por la sombra y mojarlo con las múltiples fuentes en el parque para regular su temperatura. Con esto, el juego te obliga a modificar por completo tu estrategia de salida, y eso se agradece, al no volverse algo repetitivo.

Yo soy tu amigo fiel

No podemos continuar con esta reseña sin mencionar a los amigos, compañeros animales que han sido mostrados en la campaña de lanzamiento del juego al frente y al centro. Estos compañeros no sólo son útiles dentro y fuera del combate, al poder dirigirlos para atacar enemigos o distraerlos, sino que son posiblemente algunos de los animales más carismáticos que el gaming ha visto jamás. Tenemos a Guapo, el amable cocodrilo; Chicharrón, el gallo de peleas desquiciado, o a Chorizo, el enternecedor perro salchicha con un soporte con ruedas para sus patas traseras que se robó el corazón de los fans desde que lo vimos por primera vez. Estos amigos tienen, de entrada, sus propias habilidades únicas y, además, cada uno tiene más habilidades que pueden ser desbloqueadas tras completar ciertos retos.

Los paisajes, colores y sonidos de Yara están construidos de manera soberbia y de verdad te transportan a la nación isleña. El cuidado a los detalles de la construcción y decoración de las casas, de la música seleccionada y hasta de los sonidos de la selva y las ciudades nos hacen sentir, como latinos, que estamos visitando un lugar que todos conocemos, aunque no exista en verdad.

Far Cry 6 es una excelente adición a la franquicia y tras cerca de 30 horas de juego, uno siente que apenas está empezando a conocer todo lo que Yara tiene que ofrecer. Ya sea que te consideres fan de la franquicia, de Giancarlo Esposito, de Ubisoft o de los juegos de mundo abierto, este título despertará al revolucionario que llevas dentro. ¡Viva Libertad!

8.5/10