blog
Por, sdfasd 14/06/2022

Disney lanza una línea de ropa inspirada en ‘Cruella’ sin acreditar a su diseñadora de vestuario

Los tráilers ya dejaban intuirlo, y una vez Cruella ha llegado a los cines (y a Disney+ con coste adicional) son varios los espectadores que han podido disfrutar de un impactante diseño de producción que nos devuelve al Londres punk de los 70. Lo logra a través de una playlist extenuante y de un elaboradísimo vestuario refrendado por la trama, que al estilo de El diablo viste de Prada narra el enfrentamiento entre dos exitosas modistas: la propia Cruella que interpreta Emma Stone y la Baronesa de Emma Thompson. Como era de esperar, este vestuario ha trascendido la pantalla, pero lo ha hecho en una circunstancias bastante conflictivas.

Según recoge Variety, Disney acaba de asociarse con la marca Rag & Bone para lanzar una línea de ropa inspirada en Cruella, y lo ha hecho sin consultar ni acreditar a la diseñadora que se hizo cargo de este departamento en la película. Jenny Beavan cuenta, de hecho, que solo se enteró de que esto había ocurrido cuando una amiga se topó con los diseños y le mandó una foto preguntándole si estaba involucrada. “Me quedé horrorizada”, cuenta esta diseñadora británica de 70 años y una prestigiosa carrera dentro del cine. El trabajo de Beavan ha sido nominado al Oscar en diez ocasiones, ganándolo por Una habitación con vistas en 1986 y Max Max: Furia en la carretera en 2015.

¿Qué demonios significa la escena poscréditos de ‘Cruella’?

Disney puso en marcha su trato con Rag & Bone sin poner al corriente a Beavan. En los primeros compases de la producción, la diseñadora británica llegó a comentar con el estudio la posibilidad de asociarse con marcas como Target (ropa) y Singer (máquinas de coser) para desarrollar productos derivados de Cruella. Estas conversaciones fueron bruscamente interrumpidas cuando llegó la pandemia, y el mayor problema de Beavan pasó a ser seguir teniendo trabajo. “Los productores me decían ‘sabes, es posible que no podamos volver a hacer películas’”, recuerda Beavan, que no volvió a recibir llamadas mientras la película era completada y estrenada.

Disney lanza una línea de ropa inspirada en ‘Cruella’ sin acreditar a su diseñadora de vestuario

“Lo curioso de Cruella es que es una película sobre moda, sobre dos diseñadoras de moda. Toda la historia consiste en una guerra utilizando la moda. Es una total falta de respeto”, declara.

Movilización en Hollywood

Tristemente, lo ocurrido con Beavan no es inédito en los estándares de la relación entre grandes estudios y diseñadores de vestuario. Sin salir de Disney, a Mona May le pasó algo similar con los vestidos de Encantada. La historia de Giselle, y dentro de Warner Erin Benach tuvo poco que decir dentro del lanzamiento de una línea de Her Universe inspirada en Aves de presa (o la fantabulosa emancipación de Harley Quinn). “Básicamente les entregas tu vida cuando firmas”, asegura Beavan.

El caso de Cruella, sin embargo, ha obtenido la resonancia suficiente para movilizar al Sindicato de Diseñadores de Vestuario de Hollywood (CDG), que ha criticado esta “injusta práctica” y alertado de lo habitual que es. El trabajo de los diseñadores de vestuario genera múltiples ingresos más allá de la película en cuestión, pero esto no es reconocido a la hora de repartir beneficios. “Históricamente este es un gran problema para nuestros miembros y para todos los diseñadores de vestuario”, cuenta Anna Wyckoff, portavoz de CDG.

¿Por qué la ‘Cruella’ de Emma Stone no fuma?

“Como todo el mundo sabe, un diseño tiene una larga vida después del proyecto, en materia de merchandising, juguetes y disfraces de Halloween. Por lo tanto hay muchas oportunidades para los diseños se utilicen de forma complementaria en el márketing”. Salvador Perez Jr., presidente del sindicato, ha incidido en esta línea: “Como diseñadores de vestuario, nuestro trabajo tiene vida más allá de la pantalla. Nuestro trabajo se reproduce para juguetes, trajes, colecciones de moda y mucho más. No solo no se nos permite participar en los beneficios del merchandising, sino que ni siquiera se acredita nuestro trabajo en los diseños originales”.

“Los productores, directores, músicos, actores e incluso los ayudantes de dirección reciben un porcentaje de los beneficios. Los diseñadores de vestuario que ayudan a generar ingresos adicionales merecen ser compensados en proporción”, concluye. Ahora solo queda ver si la indignación de este organismo logra que Disney compense a Beavan, y los estudios muestran voluntad de mejorar esta conducta en el futuro.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.