blog
Por, sdfasd 15/07/2022

Estilo monocromático: ¿un solo color es suficiente? Tags: Más en Magacín Destacados Ups

Elegante, atemporal, clásico, divertido, seguro... estas son algunas de las palabras que vienen a la mente de los expertos en el tema de la moda al hablar sobre el estilo monocromático. Y es que, no se trata de una tendencia del momento ni de un estilo novedoso, sino de un tipo de vestimenta con el que siempre vas a la segura. Pues, aunque algunos puedan verlo como una preferencia muy sobria, la realidad es que la unidad de color brinda toda una gama de opciones que te permitirán demostrar tu personalidad, no importa tu edad.

“El ‘look’ monocromático es atemporal, sirve para el año completo y siempre lucirás bien”, comenta la “stylist” Claudia Madrid.

Este estilo de vestir consiste de llevar un solo color de pies a cabeza, incluyendo no solamente todas las piezas de ropa, sino que también puedes optar por llevar el calzado y la cartera en el mismo tono.

A este movimiento se le asocia mucho con el minimalismo que imperó en la década de 1990, pero desde entonces ha variado y evolucionado, llevándose diferentes intensidades de color, no solamente los neutrales, como se utilizaban en aquel momento.

El monocolor se vio en las pasarelas de Alexandre Vauthier, Max Mara, Courrèges, Bottega Veneta, Versace, Blumarine, Chloé y MSGM, entre otras, que combinaron un mismo tono tanto en ropa como en calzado y carteras.

PUBLICIDAD

Estilo monocromático: ¿un solo color es suficiente? Tags: Más en Magacín Destacados Ups

“Para hacerlo un poco diferente, lo recomendable es combinar diferentes texturas de un mismo color. Es bonito crear un ‘look’ monocromático con texturas como una blusa en seda o satén y un pantalón en lana, crepe u otros textiles un poco más gruesos. Por ejemplo, el diseñador Sergio Hudson -que ha vestido a Michelle Obama y a Kamala Harris- tiene un estilo ‘full monochromatic’, pero lo que lo hace diferente es la manera en la que combina los textiles. Se ve bonito cuando llevas diferentes materiales y uno brilla más, mientras que el otro es más opaco”, comenta Madrid.

También puedes lucir un conjunto de chaqueta y pantalón añadiendo un “top” del mismo tono, pero con una tela diferente. Los “jumpsuits” y los vestidos de un solo color también te hacen más fácil llevar esta tendencia.

Pero piensa que puedes incorporarla a toda hora y con todo tipo de pieza. Por ejemplo, dos piezas en denim para realizar tus diligencias diarias o un mismo tono en las diversas prendas que utilizas para ejercitarte o para estar en casa siguiendo la onda “loungewear”.

Lo más importante es que hagas de este estilo uno muy personal. Esto lo lograrás utilizando los colores que más te gusten y que mejor te queden.

Neutral y clásica

Dentro de la gama de los colores neutrales se encuentran el blanco, el negro, el gris, el marrón, el azul marino, el crema, el caqui y el marfil.

Como verás, puedes seleccionar entre los claros y los oscuros, dependiendo de tu gusto y de la ocasión.

PUBLICIDAD

Los más claros tienden a llevarse más durante el día o cuando deseas lucir un aspecto más “flawless”. Es un estilo que ha popularizado mucho Kim Kardashian.

Dentro de los neutrales, temporada tras temporada el negro mantiene su lugar protagónico en el clóset de muchas mujeres. Te puede ofrecer versatilidad, sobriedad y sensualidad, dependiendo del estilo de la pieza de ropa. Otras de las bondades del negro es que luce bien en todas las siluetas, se ajusta al color de piel de cada mujer, combina con casi todos los demás tonos, puede llevarse del día a la noche y lo mismo proyecta sensualidad que seriedad.

Si deseas buscar una alternativa al negro, no olvides que el azul marino también te da sobriedad, pero con un toque diferente.

El romanticismo de los tonos pastel

Cuando buscas algo más romántico sin perder el aire sofisticado, los tonos pastel son ideales para ti, señala Madrid.

Así que puedes crear un “outfit” monocolor en rosa pálido, azul claro, verde menta, amarillo o lila que quedan muy bien en la temporada de primavera que se avecina.

“Son tonalidades que le dan un aspecto fresco y juvenil a tu imagen”, añade la “stylist”.

Sin pasar desapercibida

Otra alternativa para llevar el estilo monocromático es el uso de los llamados “jewel tones”, aquellos que asemejan piedras preciosas y semipreciosas como la esmeralda, el zafiro, el rubí y la amatista.

Esas tonalidades le aportan a tu vestimenta un aire tan elegante como llamativo.

“Cuando utilizas un color fuerte y brillante de pies a cabeza te conviertes en el centro de atención. Esta temporada, atrévete a hacerlo y a que tu ‘outfit’ se convierta en el tema de conversación”, concluye Madrid.