blog
Por, sdfasd 30/09/2022

EBY, la firma de moda íntima de Sofía Vergara, cierra una ronda de financiación de 6 millones de dólares

La firma de moda íntima Eby, compañía de carácter inclusivo y de amplio compromiso social cofundada por la premiada actriz colombiana Sofía Vergara, acaba de cerrar una ronda de financiación de tipo Serie-A por valor de 6 millones de dólares. Cantidad que ha logrado captar de entre un buen número de destacados inversores, y que ahora desde la dirección de esta start-up digital destinarán a ampliar sus estructuras, con vistas ya a una pronta expansión internacional, como parte de su objetivo estratégico fundacional de posicionarse como la compañía líder del sector de la moda íntima sin costuras.

Según las informaciones relacionadas a esta ronda de financiación, adelantadas por el medio de noticas estadounidense Wwd, la Serie-A ha venido liderada por la firma de capital privado Colt Ventures. Compañía con sede central en Dallas y oficinas en la ciudad de Nueva York, que mantiene una cartera de inversiones ampliamente diversificada, con intereses en sectores que van del de la biotecnología, al tecnológico y a los de las energías, el petróleo y el gas. Habiendo la ronda igualmente captado el interés de otros destacados inversores, entre los que se destacan Azure Capital; Robert DiRomualdo, presidente de la cadena estadounidense de perfumerías Ulta Beauty; Ken Goldman, exdirector financiero de Yahoo; y Duncan Niederaue, exdirector ejecutivo de la Bolsa de Nueva York.

“La meta de Eby es la de hacer que todas las mujeres que usan o han usado leggings pasen a llevar la ropa interior de Eby”, explica Renata Black, directora ejecutiva de la firma y cofundadora junto a Vergara de la marca, en declaraciones al citado medio de noticias. “¿Por qué? Porque no importa que producto coloques junto a nuestros productos, llevamos la voz cantante en lo que respecta a las prendas sin costuras, gracias a nuestra tecnología”, detalla, en relación a unos métodos de producción que les permiten confeccionar unas piezas sin costuras, con las que se da respuesta al “problema que tienen las mujeres” a la hora de “abrochar, ajustar o estirar” unas prendas de moda íntima, que en caso contrario pueden resultar ciertamente incómodas y disfuncionales. “Realmente se trata de unos productos basados en el rendimiento”, apostillo Black.

“Ahora más que nunca estamos entusiasmados con poder invertir en una empresa dirigida por mujeres, como lo es EBY, que cuenta con un gran potencial dentro del mercado, y que además tiene un carácter social muy importante de apoyo a las mujeres de todo el mundo”, añade por su parte Sundeep Agrawal M.D., director general de Colt Ventures. “Al igual que Colt Ventures, Eby está firmemente enfocada hacia el futuro”, y por ello “estamos entusiasmados con poder apoyar a Eby mientras la empresa entra en su próxima fase de crecimiento”.

Con un 10 por ciento de sus ingresos netos destinados a “empoderar” a mujeres en riesgo de exclusión

EBY, la firma de moda íntima de Sofía Vergara, cierra una ronda de financiación de 6 millones de dólares

Fundada en 2018 en Nueva York como un servicio por suscripción para la venta periódica de prendas de moda íntima, Eby, cuyas siglas responden al mensaje “Empowered by You”, ha venido evolucionando permanentemente desde entonces, abriéndose más allá del modelo de suscripción al de la venta directa a través del canal online. Un medio desde el que la firma ofrece ahora ya a sus clientas entre las opciones de comprar directamente los artículos de sus colecciones, o suscribirse a sus distintos planes mensuales por suscripción, con los que recibir 3 pares de braguitas nuevas cada 3 meses por 39 dólares, o 5 pares cada 6 meses por 65 dólares.

Para sostener este modelo de negocio, Eby cuenta con un número cada vez mayor de seguidoras, que no dudan en alabar de manera permanente la buena calidad y el ajuste de sus prendas. Unas piezas que desde Eby fabrican en base a esa tecnología patentada, que les permite confeccionar unos distintos modelos de braguitas y de sujetadores sin costuras y antideslizantes, con los que garantizan el 100 por cien de su ajuste, tal como si fueran una segunda piel. Unos modelos especialmente diseñados para adaptarse a todos los tipos de cuerpos, que ofrecen en tallas inclusivas que van de la XS a la 4X, y además con un marcado carácter social. Ya que desde la firma se comprometen a donar el 10 por ciento de todas sus ventas netas, sí, ventas y no beneficios, a la Seven Bar Foundation. Una organización sin ánimo de lucro que se encarga de apoyar mediante microcréditos a mujeres en riesgo de exclusión social, entre otras brindándoles de los recursos necesarios para que puedan iniciar o hacer crecer sus propios negocios.

“Ella paga su préstamos, y ese dinero luego pasa a otra mujer” y “el bucle continúa”, explican desde la propia Eby, de manera que la propia firma de moda se encarga de alimentar “constantemente este ciclo”, favoreciendo el que cada vez pueda haber “más mujeres independientes”.

“Permitir que las mujeres puedan ejercer un impacto positivo con una única decisión”, como la de dónde comprar su ropa íntima, “es increíble”, subrayaba en este mismo sentido la propia Black al citado medio de noticias. “Yo puedo causar un impacto solo con la ropa interior que decido usar”, y esto suponía “un agujero en el mercado, porque realmente nadie estaba haciéndolo”. Siendo además un punto de compromiso social que buscan de manera activa los consumidores, como bien demuestra el que “la mayor parte de nuestro grupo demográfico quiere generar un impacto”, añade la directora ejecutiva de Eby. “La gente ahora busca mayores propósitos dentro de las marcas a las que dan su apoyo”.

Preparando su desembarco en Canadá y el Reino Unido

Dando continuidad a la creciente expansión que, como veíamos, la firma ha venido experimentado sobre unas estructuras que le han permitido duplicar sus ingresos entre los ejercicios de 2018 y 2019, razón que condujo a su dirección a tomar la decisión de ampliar su negocio en el ámbito online el pasado septiembre de 2020, desde Eby ya empiezan a mirar más allá de las fronteras de los Estados Unidos.

En este sentido, la compañía, que actualmente cuanta con una plantilla integrada por cerca de unos 20 trabajadores, planea destinar estos fondos adicionales por valor de 6 millones de dólares para, entre otras acciones, ampliar el número de su personal, contratar a un director de operaciones como refuerzo a sus aparatos de administración, o a incrementar sus estrategias de marketing, con futuras campañas de visibilización de la marca junto a destacados influencers. Mientras que en el apartado de productos se promoverá el desarrollo de nuevas colecciones y la apertura de la marca a nuevas categorías; y todo ello al tiempo que se avanzará en la expansión digital de la firma en el ámbito internacional, preparando su desembarco en los mercados de Canadá y del Reino Unido.

En esta línea, la marca acaba de lanzar su colección cápsula en edición limitada “Seamless Luxe”, a la que seguirán diferentes propuestas novedosas a lo largo de todo el año. “Tenemos algunos lanzamientos realmente interesantes”, explicaba Black, destacándose entre ellos, para este mismo año, los de “una malla sin costuras, ropa interior menstrual sin costuras y una colección de algodón”, también, como no podía ser sino, “sin costuras”.