blog
Por, sdfasd 03/04/2022

Los conciertos, eventos sociales y la salida a restaurantes disparan la venta de ropa

Las reuniones familiares y los eventos masivos que se están realizando tras flexibilizar las últimas órdenes ejecutivas sobre el covid-19 están generando mayor movimiento de ventas en el sector de la moda, y el consumidor está visitando las tiendas para adquirir ropa y accesorios que lucir en las actividades sociales.

Según propietarios de tiendas de ropa de damas y caballeros, las personas están comenzando a salir y vestirse apropiadamente para cada actividad. Entienden que ponerse ropa nueva es parte de la sensación de disfrute, luego de más de un año de estrictas medidas que restringían las actividades grupales, corporativas y familiares.

“Las tiendas de ropa han mostrado un despertar, aunque ha variado un poco el comportamiento del consumidor. Está comprando piezas más casuales. Aunque estamos saliendo del verano y es usual este tipo de ropa, vemos un patrón de compra de ropa casual y deportiva”, sostuvo Javier Aisa, presidente de Tiendas Roma, quien maneja 14 establecimientos.

El empresario explicó que el cambio a vestimenta más cómoda no significa que están adquiriendo piezas sin tomar en cuenta la moda.

“Vienen y compran los accesorios, tenis y ropa para hacer ejercicio, pero todo combinado. Lo que veo es que —especialmente las mujeres— se ponen una ropa deportiva bonita y siguen usándola para realizar otras gestiones en el día”, detalló Aisa.

Expresó que, al parecer, el estilo de vida de trabajo remoto y el hecho de que las familias permanecen más tiempo en la casa han llevado a que las personas se decidan por piezas de ropa menos formales, enfocándose en la comodidad y conveniencia.

“Ya no se ve tanto traje de día y chaqueta, ahora van a trabajar en mahones, pero se combinan la correa y otros accesorios. Aunque ya han comenzado a venderse los trajes de noche —para bodas y proms, los más formales— definitivamente lo casual ha tenido un repunte y se va a quedar. Pronosticamos que tendremos buenas ventas para las navidades”, puntualizó Aisa.

Los conciertos, eventos sociales y la salida a restaurantes disparan la venta de ropa

Lo mismo está ocurriendo en Olivia Boutique, en Condado, donde las ventas siguen en aumento tanto en la tienda física como en la plataforma ‘online’.

“Gracias a Dios las ventas han incrementado porque la gente está mirando hacia delante y piensan que se van a arreglar para salir. Ya hay muchas actividades porque hay muchas personas vacunadas (contra el covid-19). Mis ventas van muy bien; están comprando por la página web y vienen a recogerla el mismo día o se les lleva la orden a la casa, donde hasta cogemos el ruedo a los trajes”, indicó la propietaria María Consuelo Rivera, quien opera la tienda junto a su hija y también dueña, María Consuelo Santiago.

Los clientes llegan buscando diferentes alternativas de vestuario casual y para eventos de noche que ya han comenzado a celebrarse, como los conciertos.

“Están buscando mucha ropa casual, de diario y para comer fuera o ir a actividades como bodas. También compran muchos accesorios, maquillaje y ropa para niños. Ya hemos comprado ropa de noche con brillo porque esperamos que esta Navidad sea diferente y que haya muchas fiestas”, agregó Rivera.

Economía

Con la recuperación de la economía se dispara la venta de propiedades y alquileres

En el calzado y los accesorios, también se está observando mayor flujo de ventas, lo que confirmó Sandra Castellón, directora de Mercadeo de las marcas Novus, Galería, La Favorita, Florsheim, Bakers y Naturalizer.

“Ahora están comprando más variedad de calzado, porque hace unos meses compraban para estar en casa y ya vemos compras de zapatos para salir. El mismo incremento se ha observado con los accesorios como carteras y joyería. Nosotros, a diferencia de comercios de otro tipo de productos, agraciadamente siempre hemos tenido mercancía disponible y variedad”, señaló Castellón.

En la tienda de ropa y accesorios Boronea, ubicada en The Mall of San Juan y en el San Juan Hotel, también se ha visto un alza en el tráfico de clientes desde el mes de junio.

“Desde que comenzó el verano hemos visto un incremento en ventas, versus el año pasado. Se ve un cambio en el comportamiento de la gente, que está regresando a cierta normalidad. Lo hemos visto en lo que compran, porque antes era todo más casual y con la apertura del gobierno ahora compran ropa para salidas de noche, como a restaurantes elegantes”, sostuvo Eliades Moreno, fundador y presidente de Boronea.

La venta de ajuares más formales y accesorios es lo que se observa en la tienda. Agregó que antes de la temporada veraniega veía un comportamiento de compra de piezas más sencillas para el diario.

“La gente ha comenzado a comprar, en vez de polos, chaquetas y camisas para salir. Están buscando ropa más social y clásica para la noche. Podemos medir lo que está pasando en el ecosistema económico con el movimiento de lo que se vende. Puedo decir que estamos volviendo al comportamiento de compra habitual prepandemia. Los sombreros también se están moviendo mucho”, resaltó Moreno.