blog
Por, sdfasd 04/04/2022

Bizkaia Dmoda De India a Bizkaia: llega el chaleco de primavera que no es como esperabas

MARÍA CALVO

Esta prenda ha vivido su propia revolución en los últimos años. Comenzamos rescatando el chaleco de punto con rombos, ese que siempre se asoció a la estética 'nerd' y que muchas hicieron suyo a raíz del 'boom' de Gossip Girl. Luego llegaron las hombreras, que se instalaron de forma inverosímil en estas piezas sin mangas. El pasado año, fueron relegados a un segundo plano en favor de los diseños de sastrería, esos que los hombres llevan debajo del traje y que las mujeres más estilosas pasearon por las calles entre confinamiento y confinamiento. Y durante este invierno, los diseños acolchados hicieron acto de presencia para poner el punto calentito a unos meses inciertos. Y no hablamos de los clásicos 'husky', ni de los plumas que ocultamos bajo el abrigo, sino de unos menos evidentes, más femeninos y con un bordado muy característico en el que, si agudizamos la vista, se puede leer su historia.Bizkaia Dmoda De India a Bizkaia: llega el chaleco de primavera que no es como esperabas Bizkaia Dmoda De India a Bizkaia: llega el chaleco de primavera que no es como esperabas

Chaleco acolchado de la nueva temporada de Sophie and Lucie / Sophie and lucie

Es una historia de tradición que lleva el nombre de 'kantha', un bordado propio del sudeste asiático que suele alternar dos tipos de puntadas, el hilván y la recta, dando lugar a una infinita variedad de diseños. Desde siempre han sido realizados por mujeres de la India, en especial de las zonas rurales de Bengala, Odisha y Bangladesh, y los suelen plasmar en sus saris coloridos con intrincados diseños figurativos. Ahora, su estela ha traspasado sus orígenes humildes y las altas esferas de la moda se han fijado en ellos, generalizando su uso en el mundo y materializando esta idea en unos chalecos acolchados que ahora inundan las calles y los 'feeds'.

Comenzó Isabel Marant, en su incesante búsqueda por reinventar cada temporada su marcada esencia 'effortless'. Su colección otoño-invierno 2020/2021 siguió la línea de las anteriores, con toques étnicos y guiños a los años 70', e innovando con piezas potentes como estos chalecos de flores que han abierto la veda de la tendencia. En ellos incluyó esas hombreras ligeramente pronunciadas, tan recurrentes en sus últimos desfiles, que enseguida sentaron cátedra dentro de la industria. Etro hizo lo propio en versión kimono y chaqueta.

Desfile otoño-invierno 2020-2021 de Isabel Marant / isabel marant

Bizkaia Dmoda De India a Bizkaia: llega el chaleco de primavera que no es como esperabas

Su peculiaridad reside en las flores, unos motivos que se han convertido en el patrón único de sus sucesores y que también guardan cierta relación con la cultura asiática. Y es que de India también procede una tela acolchada, normalmente adornada con flores jacobeas, hojas o 'paisleys', que se conoce tradicionalmente como 'palampore'. Por su tacto mullido, estaba considerada por los europeos del siglo XVII como un exótico tejido de lujo para confeccionar colchas.

En estos 'palampores' también era recurrente ver reflejado el llamado 'Árbol de la Vida', una especie frutal con ramas retorcidas que guarda cierto misticismo y que la firma bilbaína de alta decoración, Gastón y Daniela, en colaboración con el interiorista Lorenzo Castillo, ha incluido dentro de las novedades de su nueva colección. Tal era la atracción por este tipo de textiles que el mismísimo Hubert de Givenchy tapizó con ellos, literalmente, muchas de sus habitaciones, camas y sofás de su casa de Le Jonchet, a las afueras de París.

Una estancia de Le Jonchet, la casa de Hubert de Givenchy en Beauvais

A esta oleada de flores acolchadas se han sumado firmas como María de la Orden, Nina Blanc, Spanish & Sisters, Sophie & Lucie e iconos 'low-cost' como Mango, que ha lanzado un modelo ribeteado en naranja que, quizás, es el que más hemos visto en Instagram gracias a influyentes como María Fernández Rubíes.

En Euskadi podemos presumir de tener nuestras propias versiones gracias a firmas como Iturri Enea, que con tan solo un año de vida ya se ha posicionado como la niña bonita de las nuevas propuestas patrias. Esta marca, bautizada así en honor a su caserío de Getaria, ha sido creada por Naia Lafuente y Marc Bezani, un tándem que ha hecho de su personalísimo 'homewear' un estilo de vida y una filosofía empresarial con garantías de éxito. «Iturri Enea es lo que a mí me gusta, lo que yo me pondría, lo que me llama y lo que refleja quiénes somos. Siempre voy a ir en la misma dirección», nos contaba la fundadora en una entrevista hace unos meses.

Su primera colección era alegría, flores y color, algo que se vuelve a repetir en sus nuevas propuestas de primavera, donde los acolchados con bordados 'kantha' y las flores siguen siendo el 'leitmotiv'. Entre sus irresistibles colchas, cojines y unas batas que se han convertido casi en el tótem de la firma, destacan unos novedosos tops acolchados que se anudan en los laterales y siguen la misma estela de los chalecos, tanto por su corte armado como por su tejido y su estampado.

Chaleco 'Spring Strokes', de Guts & Love / gut´s and love

Guts and Love, la firma de Getxo capitaneada por Laura Pereira, también ha dado la bienvenida a la primavera con una irresistible explosión de color. «Rojo en llamas», «azul cielo» y «rosa esperanza» son los tres tonos predominantes de la nueva colección, tal y como describe la diseñadora. Bautizada como 'Arizona', cada pieza simboliza recuerdos de veranos intensos y tierra roja que guardan un significado especial para Pereira. Esos pensamientos cargados de positivismo han sido materializados en diseños ultrafemeninos, con esos tintes bohemios y salvajes que saben dominar con maestría. Mención especial merece su chaleco 'Spring Strokes', un diseño acolchado de flores, ribeteado en negro, con volantes y cinta personalizada que se ha convertido en el 'must' de esta temporada.

Chaleco floral de la nueva colección de Zaitegui / zaitegui

«Hace dos campañas empecé a ver que volvían los acolchados y que se empezaba a dar un giro de tuerca a la ropa deportiva. Comencé a investigar y se me ocurrió unir estos dos conceptos. El resultado han sido prendas 'sport' con toques femeninos y personalizados. Y, como no, con mucho acolchado, una textura que hace tiempo no veíamos en la calle», nos contaba Diana Zaitegui, responsable de Zaitegui Studio. Ella es la segunda generación de la familia que se pone a los mandos del negocio, que actualmente cuenta con establecimientos en Balmaseda y Zalla, y con una tienda online en la que podemos empezar a soñar con la recién estrenada temporada. El tejido acolchado vuelve a hacer acto de presencia en su nueva colección, esta vez en colores suaves, aunque incidiendo otra vez en el estampado floral. Tiene cuello mao, cremallera, bolsillos laterales y un corte ligeramente asimétrico en el bajo.

Y así se completa el círculo de las mil vidas del chaleco, una prenda que, al igual que la energía, no se crea ni se destruye, tan solo se transforma y florece en primavera.

Temas

Moda
Tendencias