blog
Por, sdfasd 31/10/2022

Tras la pandemia, se reinventó y creó su propia línea de ropa interior ¿Que opinión tenés sobre esta nota?

Anoche en San Javier se vivió un desfile con mucha sensualidad y glamour. Y es que justamente fue la ropa interior la protagonista de la noche, donde se presentó la nueva colección de Fernanda Ross. Las modelos en pasarela usaron diseños nuevos y exclusivos creados por esta joven diseñadora oriunda de Leandro N. Alem, que supo cumplir un deseo a pesar de las adversidades vividas en la pandemia: crear ropa interior que salga de lo convencional.

No sólo fue la pandemia la que la llevó a crear ropa, sino que el no encontrar modelos que la satisfagan hizo que se iniciara en el mundo de la moda.

“En mi adolescencia no encontraba ropa porque era muy flaca y todotenía que achicar. Después me comencé a comprar tela y pasaba horas cosiendo, lo hacía como hobbie y a los 16 me compré una máquina de coser. Más adelante tuve alumnas de danzas árabes y ahí empecé a realizar sus trajes” recordó Ross, que paso a paso se iniciaba en el diseño textil.

Los pedidos fueron aumentando y comenzó con la confección de vestidos de fiesta, también abrió un local de venta de ropa, pero todo eso llegó a su fin con el avance del covid y la cuarentena obligatoria. “Antes de la pandemia hacíamos desfiles, pero después se cancelaron los eventos y ya no se vendían vestidos. Yo tenía un local de ropa que tuve que cerrar y ahí en el encierro empecé con la idea dehacer pijamas y lenceria”, recordó la diseñadora.

Tras la pandemia, se reinventó y creó su propia línea de ropa interior ¿Que opinión tenés sobre esta nota?

El estilo que eligió para sus creaciones trata de romper con lo tradicional. “Siempre me pasaba de que iba a comprar lencería y era siempre lo mismo, quería algo nuevo y no conseguía, siempre la clásica lencería básica. Ahí empecé con la idea de que quería diseños nuevos”. Las ideas hoy son realidad y llegaron a la pasarela. Se trata de modelos que resaltan la sensualidad de la mujer: “Yo busco que la mujer se sienta empoderada, que se ponga la lencería y se sienta una diosa. Siempre trabajo la elegancia con lo erótico la sensualidad porque ser sensual no esta mal. Yo quiero mostrar que una mujer puede ser sensual, sexy y no dejar de ser una empresaria, una ama de casa. No está mal querer sentirse linda y erótica. Todas tenemos una diosa interior perola tenemos apagada”, expresó Ross, que supo encontrar en la crisis una manera de crear y ser única.