blog
Por, sdfasd 05/08/2022

The Men's Fashion Book, una antología de Phaidon sobre los mitos del mundo de la moda

Por:Guillermo ReparazThe Men's Fashion Book, una antología de Phaidon sobre los mitos del mundo de la moda The Men's Fashion Book, una antología de Phaidon sobre los mitos del mundo de la moda

En agosto de 2018, Lewis Hamilton, apareció en la portada de la GQ británica ataviado con una falda escocesa y collares de diamantes. Una imagen radicalmente opuesta a su "look" habitual y que le sirvió para entonar el "mea culpa" tras haber ridiculizado a su sobrino en redes sociales por vestirse de princesa.Una bocanada de aire fresco que vino a confirmar que -aunque a regañadientes- la cuestión del género masculino ligado a la vestimenta está empezando a evolucionar. Hoy, con el impulso del #Metoo y en plena ebullición del feminismo y lo "queer", Phaidon publica el libro "The Mens Fashion Book", una antología de diseñadores, marcas, directores de arte, modelos, tiendas, estilistas, fotógrafos y sastres que han marcado la moda masculina en los últimos 200 años.Según el escritor Ivan Jablonka ("Hombres justos", Anagrama), los hombres nos hemos quedados "groggys". En plena era del empoderamiento femenino, la mujer ha tomado la palabra, y la imagen que nos devuelve de nosotros mismos resulta poco halagadora. Una crisis de identidad que se convierte en examen de conciencia a través de la moda, donde la ultra virilidad está dejando -al fin- de ser el ideal absoluto abriendo un espacio alternativo a nuevas formas de masculinidad.Si Gucci celebraba al macho alfa en sus campañas porno chic de principios de los 2000, hoy su director artístico, Alessandro Michele, se decanta por modelos "gender fluid". Los cambios experimentados por la sociedad se trasladan muy rápido al universo de la moda, el atajo predilecto para desafiar las normas establecidas. Eso es precisamente lo que ilustra The Mens Fashion Book de Phaidon, al reunir en sus páginas tanto a iconos del estilo masculino famosos por mantener el viejo status quo, como a auténticos disruptores que han tirado la puerta abajo. Veáse el diseñador cordobés Palomo Spain, que abogan más bien por una masculinidad en pleno movimiento."Dejà-vu". La tendencia a imaginar a un hombre plural, con múltiples facetas e incluso rasgos más propios de la feminidad lleva, sin embargo, varias décadas gestándose. No hay más que recordar las prendas unisex de Pierre Cardin en su famosa colección Cosmocorps (1967), el vestido para hombres de Jacques Estrel (1966) o la falda masculina de Jean Paul Gaultier (1985); e incluso los orígenes de la vestimenta "gender neutral", que se remontan al movimiento hippy (años 70) y al estilo "grunge" (años 90).Pero la gran explosión de las fronteras de género tuvo lugar en fechas más recientes. En concreto durante las colecciones de Primavera/Verano de 2019, cuando los modelos masculinos de Prada desfilaron por primera vez con minifaldas y bolsos, los de Fendi recorrieron la pasarela con faldas por encima de la rodilla y en Dior Homme nos sorprendieron con camisas transparentes de encaje y bordados. Un ataque directo -y sincronizado- a la línea de flotación de la heteronormatividad de la que emerge una pregunta vital en nuestros días -"¿qué es ser un hombre?"- ya planteada por marcas como Ermenegildo Zegna en su campaña #whatmakesaman.

The Men's Fashion Book, una antología de Phaidon sobre los mitos del mundo de la moda