blog
Por, sdfasd 16/05/2022

Mary Janes: los zapatos que protagonizaron Milan Fashion Week AW22

Trend Alert
El calzado que acaparó miradas esta semana de la moda hacia otoño invierno.

Por Eduardo LimónMary Janes: los zapatos que protagonizaron Milan Fashion Week AW22 Mary Janes: los zapatos que protagonizaron Milan Fashion Week AW22

En raras ocasiones podemos decir con certeza que nos encontramos frente a una auténtica revolución en el calzado para hombre. Por años, nos hemos acostumbrado a que, prácticamente, éste se mantengas más que inmutable. Podríamos decir incluso que bien le hemos visto abrazar el auténtico significado de “tradición” en sus formas, hasta llegar a los terrenos de lo aburrido. Más allá de los sneakers, poco hemos visto un cambio de paradigma en los zapatos masculinos; salvo la siempre insurgente idea de llevar tacones altos o plataformas, claro.

Sin embargo, para esta fashion week masculina en Milán, enfocada en las colecciones fall winter 2022, la experiencia fue algo distinta. En dos desfiles con enfoques verdaderamente diferentes y objetivos muy propios, vimos que los zapatos Mary Jane se apoderaron del paso entre los modelos. Fue en los shows de JW Anderson y Fendi que pudimos ver este modelo en todo su esplendor, acaparado la mirada de todo espectador y ocasionando verdadero asombro; estamos hablando de un estilo que por severas décadas estuvo ligado a las colegialas de todo el mundo y cuya irrupción en la moda sucedió en los looks femeninos de 1990.

Hoy, entre todas las reglas que están cambiando, el calzado para hombre toma inspiración y elementos de siluetas que nunca hubiéramos imaginado —¡gracias!—; lo que nos trae, entonces, a un nuevo horizonte de posibilidades. La primera: un zapato clásico que se reinventa, rompe con la falacia de los géneros y logra un estilo poco explorado.

Mary Janes: los zapatos que protagonizaron Milan Fashion Week AW22

Detengámonos un poco más en este modelo.

Qué son los zapatos tipo Mary Jane

Estos son un modelo clásico con tacón bajo, frente cerrado, una correa que se abrocha a través del empeine y que tradicionalmente está hecho de cuero. Puede incluir hebillas o botones, y distintos adornos sobre la piel.

Historia de los zapatos Mary Jane

En su origen podemos nombrar por lo menos tres importantes episodios. El primero, durante el siglo XIX, cuando el dandi inglés George Brummell —árbitro de la elegancia en la corte del rey Jorge IV— puso de moda los pumps (o zapatos de salón) como calzado de noche; ya sea de charol o cuero fino, adornados con un lazo de cinta de grosgrain.

Más tarde, estos zapatos se hicieron muy populares en España llamándose merceditas, en honor a la reina María de las Mercedes de Orleans, apodada popularmente Merceditas, quien las usaba con real ímpetu. Su primo Alfonso XII y ella se enamoraron a primera vista, se casaron en enero de 1878 y ella murió por enfermedad apenas cinco meses después. Ella apenas y contaba con 18 años de edad.

Finalmente —y tal vez el paso más decisivo en toda su historia—, el nombre con el que hoy conocemos a esta silueta proviene de la clásica historieta creada por Richard Outcault en 1902: Buster Brown. Un cómic donde Mary Jane era la hermana del protagonista. Estos zapatos infantiles, planos, de charol y punta redondeada eran usados para ir a la escuela tanto por niñas como por niños, y más tarde se descubrió su gran utilidad como zapatos de baile —con ellos se podía practicar ragtime, jazz y charleston—.

Hoy

Después de varios momentos importantes a mediados del siglo XX, siendo piezas elementales para una cursi revolución adolescente en Estados Unidos y esenciales para una nueva mirada a la sensualidad europea de los años 70, alcanzando momentos cumbre en la década de los 90 y hasta en un episodio de Sex and the City en 2001, los Mary Jane llegaron hasta nuestros días. No sin convertirse en un calzado primoridialmente femenino. Por lo menos hasta enero de 2022, cuando JW Anderson y Fendi decidieron darles una nueva oportunidad en el guardarropa de todos nosotros.

Fendi, rememorando la década de los años 20, logra unirlos con un traje de cuadros micro muy elegante.

Asimismo, ese check blanquinegro puede funcionar en todas esas prendas oversized que a todos nos quedan y este tipo de calzado.

O en un look igual de sobrio con un sofisticado abrigo largo, cortesía de JW Anderson.

Así como con una gran hoodie. ¿Por qué no convertirlo en una pieza fundamental para vestir con mucho estilo tu ropa deportiva?