blog
Por, sdfasd 06/08/2022

Lourdes León defiende el valor de las mujeres: "No por enseñar eres menos que nadie"

Ideas claras

La hija de Madonna tiene muy claro que el valor de una mujer se lo da ella misma, y no lo que puedan decir los demás

Lourdes León confiesa que Madonna era muy 'controladora' durante su infancia

Judith del Rio

Lourdes León parece decidida a que se le conozca como algo más que ser la hija de Madonna, y parece que, a sus 25 años, lo está consiguiendo, porque la joven se está convirtiendo en un icono de la moda. Lola, como prefiere que la llamen, se ha convertido en un personaje de referencia, defensora de la belleza natural, la diversidad, abanderada del movimiento contrario a la depilación y que no piensa permitir que la cataloguen como una ‘niña rica’ más.

Lee también

Lourdes Leon, algo más que la hija de Madonna

IsabelClarós

Lourdes León defiende el valor de las mujeres:

No solo se ha convertido en uno de los personajes más interesantes de este último año por su carrera y su físico, sino que también está siendo reconocida por su manera de pensar y su peculiar personalidad. La joven acaba de conceder una interesante entrevista a la revista Paper en la que posa con bikinis y lencería muy reveladora, ataviada con cabellera rubia y lentillas de color azul, en un reportaje que no ha dejado indiferente a nadie.

Vestir de manera provocativa ha sido precisamente uno de los puntos estrella de la entrevista. Solo hay que pensar en la cantidad de comentarios que la joven recibió durante su asistencia a la Gala Met, a la que acudió vistiendo un bikini fucsia con lentejuelas y falda a juego, firmado por Jeremy Scott para Moschino, que no dejó indiferente a nadie. Ajena a las redes sociales, tuvo una cuenta de Instagram que apenas duró abierta unos días, después de que algunos usuarios se dedicaran a insultar su cuerpo y su manera de vestir.

“Mostrar un poco de piel no significa que seas una zorra”, sentencia la hija de Madonna, “Y creo que es un poco ridículo que la gente siga viviendo en una sociedad en la que estamos equiparando mostrar un poco de piel con querer atención o comportarnos como una cualquiera. De verdad, dejad que llevemos lo que queramos”.

La joven quiere destacar el valor de la mujer por ser mujer, sobre todo en una sociedad patriarcal como en la que vivimos: “Es obvio que los hombres controlan el mundo, por lo que su percepción influencia la percepción de todo el mundo. Todo el mundo tiene esa mirada equivocada de los hombres, incluso aquellos que no lo son. Para mi, mis valores son que puede ser tan ‘sexual’ como quieras. Nunca juzgaré a una persona por eso”.

Lola va más allá, haciendo hincapié en la importancia de la autonomía sexual de cada uno y sentirse a gusto en su propio cuerpo: “Creo que es algo que la gente no acaba de pillar, el tener independencia y autonomía sexual. Tan pronto como eso se utiliza como algo malo, sobre todo en contra de las mujeres, la gente comenzará a poner presiones. Sé atractiva, pero no demasiado atractiva. Sé la virgen y la mujer que ‘está buena’, pero a la vez”, explica.

“La gente de verdad da mucho valor a cómo se ven las mujeres y lo sexuales que se perciben, por lo que en el momento que alguna osa reclamar esa sexualidad como algo propio, la gente se enfada. Tan pronto como usas eso que la sociedad pone en tu contra… Eres malo. Solo está bien si la gente te dice que debes ser sexual, no puedes decidir por ti misma”.

Lola tiene un futuro brillante por delante, y ni los que se meten con su físico ni con los que le atacan por “ser hija de” acabarán con sus propósitos.

“Tengo una base fija de gente que odia porque les encanta odiar a mi madre, así que como hija, voy a recibir parte de todo ese odio”, asume, “Cualquier cosa negativa que haga dirán ‘de tal palo, tal astilla’. De verdad, la gente no es nada original”.

Lee también

El hijo de Mark Vanderloo sigue los pasos de su padre triunfando como modelo

Judith del Rio

Madonna levanta ampollas con una foto en la que recrea la muerte de Marilyn Monroe

Lorena Montón
Mostrar comentarios
Al Minuto