blog
Por, sdfasd 20/10/2022

Odiaba las corbatas, pero estos famosos me han animado a probarlas

Cuando oigo la palabra corbata, lo primero que me viene a la cabeza es mi padre. Era optometrista y cada mañana bajaba las las escaleras para desayunar con lo que ya era su uniforme de trabajo: una camisa recién planchada, pantalones negros y una elegante corbata con su pasador. Tenía una corbata diferente para cada día del mes -desde la azul marino hasta una con un colorido estampado paisley- y en su armario había un elegante corbatero giratorio que permitía distinguirlas todas de un vistazo. Gracias a él y a la innata aversión infantil a vestir como tus padres, asumí que las corbatas solo tienen sentido si estás atrapado de 9 a 5 en un cubículo bajo una horrible luz fluorescente. Naturalmente, juré para mis adentros que jamás me pondría una.Odiaba las corbatas, pero estos famosos me han animado a probarlas Odiaba las corbatas, pero estos famosos me han animado a probarlas

Me he negado a llevarlas en bodas, funerales y eventos formales en los que lo esperado (y adecuado) es lucir una. A día de hoy solo tengo dos corbatas, una negra y otra gris, que nunca he usado. Ni siquiera sé anudarlas, y eso que voy para los 30. Pero últimamente Hollywood, y especialmente las alfombras rojas, está cambiando el concepto que tengo de ellas, ya que algunos famosos las llevan con estilos nuevos, interesantes y nada tradicionales.

Jaden Smith fue la primera estrella que me llamó la atención. En septiembre lució un traje estampado de MSFTSrep que remató con una corbata negra clásica. Llevaba también collares, colgantes y perlas que le daban un aire desenfadado y juvenil. Su estilismo me recordó al de Frank Ocean con su corbata negra en la Gala del Met de 2019. La vistió debajo de un anorak deportivo de Prada en lugar de la clásica americana, en un gesto refrescante y audaz que nada tenía que ver con lo que llevaría un padre de familia.

Odiaba las corbatas, pero estos famosos me han animado a probarlas

Así que yo también quiero mirar más allá de la típica corbata. Estrellas como Nick Jonas, Lil Uzi Vert y Finneas han demostrado recientemente que una corbata de bolo o una pajarita también pueden ser un accesorio estelar. En la Met Gala de este año, Lil Uzi Vert llevó un traje de Thom Browne con una pajarita intencionadamente desatada. En los Grammys de este año Finneas lució un traje rosa de Gucci rematado con una estrecha corbata negra con lazada. Y en los Globos de Oro del año pasado Nick Jonas recurrió a una corbata de bolo de Prada para dar un aire moderno y actual a su sencillo traje negro de doble botonadura.

De no ser por la corbata muchos de estos trajes habrían tenido un aspecto inacabado, incompleto. Poco a poco voy asimilando que no son solo accesorio para ir al trabajo, sino una forma sutil de dejar un look bien atado (nunca mejor dicho). Con el atuendo adecuado, la corbata puede hacerse casi invisible, proporcionando interés visual de forma estilizada. Estoy más que dispuesto a desempolvar las dos corbatas que tengo en el armario. Me veo llevándolas este otoño al estilo de Smith, con una camisa blanca, collares de varias vueltas y mi americana de cuero. O tal vez podría llevarla como los modelos deO tal vez podría llevarla como los modelos de Saint Laurent, con una fina camisa de seda y una discreta (y estrechísima) corbata a juego. Pensándolo bien, quizá necesite una corbata nueva para ese look. A ver qué tiene mi padre en su corbatero.

Bajo estas líneas, más hombres con estilo que apuestan por la corbata.

Este artículo se publicó originalmente en Vogue.com

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter para recibir todas las novedades en moda, belleza y estilo de vida.