blog
Por, sdfasd 29/09/2022

Murió congelado el fotógrafo franco-suizo René Robert, tirado en una calle de París

El fotógrafo franco-suizo René Robert murió congelado a sus 84 años en las calles de París, tras pasar toda la noche tirado por una caída. Según informaron medios europeos, pasaron nueve horas hasta que una mujer avisó a los servicios de emergencias.

Según dijo su amigo y periodista Michel Mompontet a la emisora de radio France Info, el deceso se produjo la noche entre el 18 y el 19 de enero, cuando el artista salió a pasear cerca de la céntrica Plaza de la República de la capital francesa.

En su relato, detalló que Robert “estuvo solo, en el suelo, consciente, al menos durante las primeras cinco o seis horas en uno de los barrios más concurridos de París sin que nadie viera oportuno intervenir. No debería haber muerto".

En diálogo con el medio europeo RTL, Fabienne, la mujer que lo ayudó, precisó que llamó a emergencias apenas vio al hombre, pero era demasiado tarde. Y dijo que no le sorprende que haya pasado. “Acá, hasta te pueden atacar y nadie va a moverse. Nadie está ayudando a nadie”, se lamentó.

Murió congelado el fotógrafo franco-suizo René Robert, tirado en una calle de París

"Asesinado por la indiferencia", concluyó luego el periodista en sus redes sociales. Y alertó sobre "lo que este trágico y repugnante final de vida nos enseña sobre nosotros mismos".

Un fotógrafo famoso por sus retratos del mundo del flamenco

Robert nació en 1936 en Friburgo, Suiza, y empezó su carrera en el ámbito de la publicidad y la moda, hasta alcanzar la fama con sus retratos del mundo del flamenco.

En una publicación firmada por Mompontet, el periodista manifestó que sus imágenes “siempre en blanco y negro, inspiradas y espléndidas, ocupan desde hace más de 50 años una posición de honor en el gran libro de las imágenes de la historia del arte flamenco”.

Robert publicó además tres libros: Flamenco (1993), La Râge et la Grace (2001) y Flamenco attitudes (2003). El año pasado decidió dejar un fondo de miles de fotos a la Biblioteca Nacional Francesa en París. En estos archivos se encuentran retratos de los artistas a los que fotografió.