blog
By, sdfasd 22/11/2022

Castillo, así nace una firma de moda con un universo creativo propio - Bulevar Sur


CONTENIDO PROMOCIONADO
Cómo (y dónde) puedes realizar un buen entrenamiento para ponerte en forma
GALERÍA

En la reciente edición de Code 41 Trending Day, la XI, se ha vuelto a celebrar el certamen Code Talent en el que buscan a esos noveles o jóvenes diseñadores que buscan su primera oportunidad en el mundo del diseño de moda. Como cada edición, Bulevar Sur (medio oficial de la pasarela) entrega uno de los premios. El último premio Bulevar Sur se lo llevó el joven sevillano Adrián Romero del Castillo.

Su colección «Erotika» conquistó al jurado que le ha dado la oportunidad de volver como profesional en el XII Code 41 Trending Day. Entrevistamos al creador de la firma Castillo, de 27 años, que ha encontrado en la moda la mejor forma de expresión personal y creativa.

Con esta primera colección ha comenzado un estilo que marca con fuerza y pasos firmes. El potencial de Castillo es evidente, ahora se enfrenta a los retos de cualquier emprendedor. ¿Cómo seguir creciendo en un entorno tan competitivo como la moda? Por ahora ha sabido cuidar su imagen apostando por la profesionalidad y la calidad. ¿Límites? Ni pensarlo.

¿Qué estudiaste y por qué?

Siempre he sido una persona muy creativa y con habilidades artísticas. Desde pequeño pintaba y modelaba, iba a clases de pintura y manualidades, así que pensé que las bellas artes sería la mejor opción, aunque finalmente elegí filología hispánica e historia del arte. Poco a poco me di cuenta que lo mío era la moda, y ante la imposibilidad de permitirme estudiar cursos privados, decidí cursar un ciclo superior de patronaje y moda en Sevilla, donde se despertaron todas mis inquietudes. Al terminar, y con vistas a tener una visión más completa del sector, comencé asesoría de imagen personal y corporativa.


Recomendamos

Cubero Quesada y Castillo, ganadores del certamen Code Talent


¿Qué tiene la moda para que sea tu sueño?

Crear moda es una manera de sentirme libre. Una forma única de expresar todo mi universo, mis sentimientos, inquietudes e ideas a través de los tejidos , las formas o los colores… Son sin duda un claro reflejo de lo que soy, del camino del que vengo y donde voy… Me siento libre pensando en prendas y llevándolas a la realidad a partir de lápiz y papel… Es difícil de explicar, es como sacar algo que has llevado dentro, y mostrar parte de lo que eres.

¿Cómo surge la colección con la que has ganado el Premio Bulevar Sur?

La inspiración de la colección vino por casualidad, motivada por uno de los tejidos más característicos de la colección (a rayas blancas y negras de encaje y punto) que encontré en uno de mis viajes. Este tejido con aires lenceros me planteó la posibilidad de plasmar mi visión personal y contemporánea de la feminidad y de la belleza. Y la idea era hacerlo a partir de esas prendas que están pero no se ven y que yo, de una manera artística, quería dejar ver sobre vestidos, camisas o abrigos en mi particular «sans dessus dessous» (un trabalenguas francés que una amiga me dijo y que habla precisamente de esto).

¿Qué define esta colección?

Castillo, así nace una firma de moda con un universo creativo propio - Bulevar Sur

«Erotika» es una colección inspirada en los años 20 y en una reinterpretación de la lencería femenina como elemento empoderador. Es una colección conceptual, de estética sobria y dramática que pretende ser una visión personal y contemporánea de la feminidad, de la historia y de la belleza de lo que está, pero no se ve.

«Erotika» recurre a esas mujeres atrevidas y liberadas que desafiaban los convencionalismos y estéticas tradicionales con una imagen andrógina, que en la colección se recrean por medio de siluetas relajadas y de líneas limpias. La lencería de esta década, delicada en su diseño y en su confección, sería vehículo de la valentía y la rebeldía de la mujer del momento, recreando su espíritu en «Erotika» a través de tejidos delicados con insinuantes brillos y caídas, transparencias sutiles, encajes, y por prendas que evocan piezas de corsetería o ropa íntima de una manera urbana, estética y de una sofisticación relajada, en tonos blancos, negros, beige y marrones.

¿Qué supone para un diseñador joven y novel plantearse un desfile ya como profesional en la próxima edición de Code 41?

Supone un reto apasionante. Castillo se crea con el fin de ofrecer una imagen seria ante un concurso como Code 41 Talent, algo que me planteaba como una primera toma de contacto con el mundo de la moda. En ningún momento esperábamos que un humilde proyecto sin recorrido en el sector ganara uno de los premios en la Semana de la Moda de Sevilla. Además, el reto de presentar esta colección en la próxima temporada de Code 41 va a servirnos para establecer nuestros objetivos como marca, saber qué queremos ofrecer a todas esas personas que en un futuro tengan como referente a Castillo, y eso, sin duda es la mayor prueba de todas… ¡Lo sabremos el día del desfile!

¿Qué ha supuesto a nivel personal y profesional el haber ganado este premio?

Nos planteábamos Code 41 Talent como un escaparate y un proceso de aprendizaje personal, porque queríamos visualizar nuestra marca, ver qué aceptación tenía e ir, poco a poco, abriéndonos paso en este difícil sector. Por tanto, recibir este premio, que agradecemos a Bulevar Sur y ABC de Sevilla, supone sobre todo un aval, al trabajo realizado durante meses, y un trampolín para poder dedicarme a mi gran pasión. Es una razón más para persistir, insistir y no rendirnos.

¿Cuáles son los próximos pasos que tienes pensados para Castillo?

Queremos seguir creando colecciones, presentándonos a certámenes, dando a conocer nuestro trabajo y nuestra filosofía y transmitir nuestras ideas acerca del sector y de la moda. También tenemos pensado, de cara al desfile donde nos presentaremos como profesional, emprender diferentes acciones de comunicación que puedan proyectar nuestra imagen de marca y además, hacer llegar a nuestras clientas potenciales todas las posibilidades que ofrecerá Castillo en cuanto a creaciones a medida, que plasmaran nuestros motivos de inspiración y filosofía temporada tras temporada.

Quizá sea pronto, pero… ¿cómo definirías el estilo de Castillo y hacia dónde quieres enfocar la marca?

Desde Castillo proponemos un concepto de moda creativo, transgresor, elegante y relajado, basado en la experimentación y en un cuidado estudio del patronaje femenino, que imagina una mujer sin normas ni prejuicios, alejada de los convencionalismos, elegante, sobria y de una delicadeza natural. Castillo se caracteriza por tener un espíritu creativo, libre y artístico, basado en una revisión de siluetas, estilos y prendas clásicas con un lenguaje sobrio, elegante, minimalista y conceptual. Además, cada una de las piezas son fruto de la investigación y la experimentación técnica con el patronaje y los materiales, por medio de procesos artesanos con los que se consiguen prendas únicas y originales que hacen guiños a las tendencias de moda del momento.

¿Qué firmas o diseñadores son referencias para ti?

El universo de la marca es un cajón de sastre de los mitos de la moda pasados y presentes y que sirven de referentes continuos a todos los niveles: desde la experimentación en el patronaje y estilismo japonés con marcas como Comme Des Garçons o Yohji Yamamoto; al deconstructivismo de Martin Margiela; el trabajo de Phoebe Philo en Céline, o el de Nicolas Ghesquiere o Alexander Wang en Balenciaga; el maestro Cristóbal Balenciaga y todo su historia o la imagen transgresora de Marni o Prada.

¿Qué te inspira a la hora de crear tus colecciones?

Me inspira mucho leer. Mi creatividad hace que, con la Literatura o Historia de una época en concreto, mi mente imagine formas y siluetas, aptitudes o sentimientos que en el proceso creativo de una colección configuran la esencia de cada una de las prendas. Para mí, sentarme y coger un libro es algo sensorial que me transmite todo lo necesario para comenzar una colección.

¿Cuáles son los principales retos y dificultades a los que se enfrenta alguien que quiere tener su propia firma de moda?

Personalmente el primero de los retos a los que tienes que plantar cara, en cualquier trabajo que se emprende, es el fracaso. No estamos preparados para aceptar que algo a lo que hemos dedicado tanto tiempo, esfuerzo y pasión no sea valorado, pero es precisamente esto cuando se supera, lo que pienso que hace tu trabajo pleno y sincero, ya que mejor o peor, muestra tu verdadero ser. Otro de los grandes problemas que se presentan es la falta de recursos o de inversión. La moda es un sector que requiere de capital e inversión para fijar los estándares mínimos de tu marca y crear un universo alrededor que sea apetecible, si esto no existe es difícil que una marca sobreviva puesto que no obtiene beneficio alguno de ningún tipo.

¿Qué esperas que te aporte la industria de la moda?

Aunque suene típico, no espero nunca nada en concreto de nada ni de nadie. Prefiero partir de cero. En mi mente tengo que permitirme esta licencia para no frustrarme. Lo único que quiero ahora mismo de la moda es una única cosa: que me haga soñar. Espero en el futuro poder volver responder a esta misma pregunta… ¡será buena señal!

Por ahora has trabajado con moda femenina, pero… ¿te planteas la masculina o los complementos?

En principio no, aunque no lo descarto. Por el momento he iniciado este camino con prendas femeninas, pero mis referentes de moda cada vez optan por prendas más unisex, donde el género no es algo principal, sino que lo fundamental es sentirse libre y cómodo con aquello que vistes.